Advierten a consumidores por compras mayores a $1000 frente a los nuevos controles impositivos PDF Imprimir E-Mail
martes, 07 de agosto de 2012
La Defensoría del Pueblo de Formosa, informó que como consecuencia de la Resolución Nº256/98 que por entonces establecía como límite del ticket “consumidor final” la de $ 250; ese monto fue ahora modificado el año pasado por la Resolución Nº 3115/11 de la AFIP que elevó el límite de compra para los “consumidores finales” a $ 1000.

Esto es en los hechos, los consumidores que gasten en los supermercados o hagan una compra por más de $1000; por un lado la firma o comercio queda obligada a consignar los datos del comprador y por el otro, estos quedan a disposición de los inspectores de la AFIP. Aquí es necesario aclarar que esa información no  se está obligado a enviarla al Organismo recaudador; a diferencia de lo que si sucede con los consumos domiciliarios de servicios públicos (gas, luz, agua, telefonía fija y móvil) que superen también los mil pesos. Estos son considerados “consumos relevantes” por la Resolución Nº 3349/12 y desde el 12 de julio las empresas que prestan estos servicios deben obligatoriamente remitir toda esa información.

El Ombudsman provincial aclaró que, para las compras en los supermercados si un consumidor tiene un ticket de más de mil pesos no se le puede vender dentro de la categoría (consumidor final); sino que se deberá emitir una Factura B, en la cual figura obligatoriamente todos los datos fiscales del consumidor - cliente; salvo que el comercio o supermercado para evitar conflictos, dividan el ticket en dos y/o las cajeras/os estén obligados por los propietarios o responsables de los mismos limitar la cuenta en los $ 950.

El Defensor del Pueblo José L. Gialluca aseguró que en la práctica, al menos en nuestra plaza comercial, es muy raro que un consumidor realice una compra de más de mil pesos; salvo que adquiera  un televisor, heladera u otro electrodoméstico, como ejemplo. Por esto, por un lado, sugirió a los consumidores, no obstante estar atentos y alerta a este nuevo control impositivo por las compras mayores a mil pesos, para evitar mayores inconvenientes. Esto no significa que de ninguna manera estemos haciendo alguna “apología de delitos” y/o pidiendo que los consumidores que somos el último eslabón de la cadena de comercialización de productos y de servicios no afronten sus obligaciones fiscales; sino que, los Organismos de recaudación tanto nacionales como de otras esferas deberían, poner el acento sobre la comercialización de productos suntuosos o servicios que el común de la gente solamente lo disfruta por televisión y ve como algunos sectores sociales exclusivísimos se divierten en distintos puntos  de nuestra tierra.

 

 
< Anterior   Siguiente >
formosa-2015.jpg